Minsa aprueba directiva sanitaria para el diagnóstico oportuno de cáncer en niños y adolescentes

164

La atención integral del niño y adolescente con posible cáncer o enfermedad muy grave o algún riesgo de cáncer estará a cargo del equipo multidisciplinario capacitado y entrenado de las IPRESS de todos los niveles de atención.

El Ministerio de Salud (Minsa) aprobó este miércoles la directiva sanitaria para la detección temprana y atención de cáncer en el niño y adolescente. El objetivo es estandarizar los criterios y procedimientos técnicos para el diagnóstico oportuno y tratamiento de neoplasia en los pacientes de 0 a 17 años, en todas las Instituciones Prestadoras de Servicios de Salud (IPRESS) del sector público.

De acuerdo con el documento adjunto a la Resolución Ministerial Nº 149-2020-MINSA, publicada en normas legales, la atención integral del niño y adolescente con posible cáncer o enfermedad muy grave o algún riesgo de cáncer está a cargo del equipo multidisciplinario capacitado y entrenado de las IPRESS de todos los niveles de atención.

En tanto, la atención integral del menor con diagnóstico definitivo de cáncer será competencia del equipo multidisciplinario de las IPRESS de tercer nivel de atención.

Sobre el financiamiento de las prestaciones requeridas por los niños y adolescentes con diagnóstico definitivo de cáncer, diagnóstico de posible neoplasia o enfermedad muy grave o algún riesgo de cáncer se encontrará bajo responsabilidad de la Institución Administradora de Fondos de Aseguramiento en Salud (IAFAS) a las que se encuentren afiliados.

El Seguro Integral de Salud (SIS) y el Fondo Intangible Solidario de Salud (FISSAL) también podrán financiar la atención de los menores de edad con cáncer, según corresponda.

Para el caso de niños y adolescentes que no cuenten con seguro de salud, estos pueden afiliarse al SIS y contar con la cobertura establecida en el Decreto de Urgencia Nº 117-2019, que establece medidas para la Cobertura Universal de Salud.

Además, forman parte del financiamiento para la atención de cáncer en menores, los créditos presupuestarios asignados a las IPRESS públicas y provenientes de otras fuentes de subvención.

Pacientes y síntomas

El documento técnico detalla también los síntomas recurrentes en niños y adolescentes con posible cáncer o enfermedad muy grave, como fiebre mayor a siete días, dolor de cabeza persistente, dolores óseos moderados a severos, moretones o sangrado anormal, palidez conjuntival, ganglios mayores de 2.5 centímetros no dolorosos, pérdida de equilibrio, visión borrosa, dificultad para hablar, entre otros.

Bastará que presente uno de estos signos de alarma para que el menor acuda en un plazo no mayor a 72 horas a una IPRESS de tercer nivel de atención.

En caso de que estos niños y adolescentes con posible cáncer o enfermedad muy grave o algún riesgo de cáncer sean atendidos por médicos del primer nivel de atención (Diresa, Geresa o Diris), este personal de salud tiene que valorar los criterios de la enfermedad e informar a los padres sobre el potencial diagnóstico e importancia de la referencia oportuna.

Pero si trata de un diagnóstico definitivo de cáncer, las IPRESS del tercer nivel de atención brindarán el tratamiento ya que tienen capacidad para realizar el manejo oncológico y seguimiento de los casos.

DEJA TU OPINIÓN AQUI